El Municipal
 
Sábado 20
Octubre 2018
FacebookTwitterContacto
Balearon la sede de la fiscalía regional
15.08.2018
Balearon la sede de la fiscalía regional
Uno de los sospechosos es el conductor del auto, que cayó tras una persecución y tiroteo. Una mujer policía que custodiaba el edificio dio la alerta.
 

Por decimotercera vez desde el 29 de mayo un domicilio ligado al juicio a la banda Los Monos fue atacado a balazos. Diez atrás había sido el Centro de Justicia Penal (CJP), de Sarmiento y Rueda, y ayer fue la sede del Ministerio Público de la Acusación (MPA) de Montevideo al 1900. Pasadas las 2.30 de la mañana dispararon al menos seis veces desde un Renault 9 gris. La policía que estaba de custodia en el recinto dio la voz de alarma que se irradió a todas las fuerzas de seguridad, provinciales y federales. Así, luego de una persecución con intercambio de disparos fue apresado el conductor de ese auto También fueron detenidas en diferentes circunstancias otras nueve personas, dos de ellas policías en actividad.

Las detenciones originaron cerca de 55 allanamientos que se practicaron avanzada la tarde. Fuentes judiciales confiaron que en ese marco se halló gran cantidad de municiones y armas de fuego. En tanto, anoche se procesaba la información para determinar posibles arrestos y definir imputaciones.
Colaterales
La balacera de ayer en la Fiscalía de Montevideo al 1968, donde funciona un Centro Territorial de Denuncias, tuvo ingredientes repetidos en los doce ataques anteriores. Ocurrió de madrugada, horas antes de que miembros de Los Monos enfrentaran una nueva audiencia en la causa que enfrentan en la Justicia provincial que los condenó por asociación ilícita y cinco homicidios.
El ataque, segundo de esta saga que tiene como blanco una sede del Poder Judicial, se perpetró contra la fachada. Balazos a mansalva con calibre 9 milímetros. La secuencia fue tomada escuetamente por las pocas cámaras de videovigilancia de las inmediaciones, en este caso una en el interior del MPA. La gran diferencia estuvo en las detenciones, al menos una de ellas en flagrancia.
Durante toda la mañana la información que se generaba sobre el nuevo atentado era cruzada por diferentes datos colaterales que exigían agudizar la mirada. Al ataque se sumaba el comienzo de la audiencia de apelación en la causa de Los Monos, mientras circulaba una anónimo viralizado por WhatsApp de presuntos uniformados autoconvocados que llamaban a un paro de la fuerza provincial para el sábado.
Los detenidos quedaron a disposición de los fiscales Natalia Benvenutto, Miguel Moreno, Matías Edery (quien ayer actuó en los primeros minutos por estar de turno), Nicolás Foppiani y Aníbal Vescovo.
Cautela
Los primeros dar una explicación oficial fueron el jefe y el subjefe de la Unidad Regional II: Juan Pablo Bengoechea y Claudio Romano enfrentaron a la prensa en la sede de la gobernación. "No sabemos si los detenidos tienen vinculación con la banda de Los Monos. No sabemos si tuvieron participación en otras balaceras" dijo Bengoechea tras explicar cautelosamente la dinámica de los sucedido.
Los jefes policiales indicaron que hasta entonces había seis detenidos a quienes no se les habían secuestrado armas. E indicaron que no tenían evidencias que los llevaran a inferir que dos policías detenidos junto a un civil en inmediaciones de Uriburu y Circunvalación, tenían vinculación con la balacera.
Una hora más tarde, y en el mismo sentido que los jefes policiales, el que terminó de redondear la versión oficial de lo ocurrido fue el portavoz oficial del MPA en Rosario, Sebastián Carranza. El vocero indicó que el ataque se produjo "entre las 2.30 y las 2.50". Contó que un Renault 9 pasó por allí con "cuatro o cinco" ocupantes que dispararon al menos seis veces contra la fachada de la Fiscalía, donde había una empleada policial.
"La muchacha estaba en la parte del Centro Territorial de Denuncias y por eso no sufrió un rasguño. Pero se llevó tremendo susto. Fue ella la que dio la alarma", explicó otro allegado a la pesquisa. Extraoficialmente se había ubicado en la escena, además del auto, una moto Honda Tornado blanca de la que no se brindó información en la rueda de prensa.
Tiroteo y fuga
Carranza continuó con el relato. El Renault 9 siguió su marcha por Montevideo y dobló hacia el sur por España. La alarma se irradió a todas las fuerzas de seguridad. Así, un patrullero apostado en Tribunales le dio alcance y comenzó una persecución "con dos intercambios de disparos en la zona de Crespo y 24 de Septiembre". En inmediaciones de Saavedra e Iriondo "tres o cuatro ocupantes" se tiraron del auto y fugaron a pie.
En bulevar Seguí y Avellaneda el Renault 9 fue detenido y así apresaron a su conductor, José Alberto C., de 23 años. Sobre el techo del auto, de donde incautaron tres celulares, había dos vainas servidas calibre 9 milímetros. Otros tres cartuchos estaban en el interior.
A cuatro cuadras de allí, en Uruguay y Santa Matilde (barrio Bella Vista), fueron detenidos cuatro hombres -tres quedaron a disposición de la Justicia de Menores- mientras empujaban una camioneta que aparentaban robar. "Por la descripción de la ropa se puede inferir que podrían ser quienes descendieron del Renault 9", confiaron fuentes de la pesquisa, y agregaron que "la mayoría de los detenidos tiene antecedentes". A ninguno de los sospechosos se les incautó armas.
Las vainas serán remitidas a la Policía Federal, donde funciona el Sistema Automático de Identificación de Balística (Sabia) que guarda material balístico de las provincias adheridas al Programa Federal de Colaboración y Asistencia para la Seguridad Nación, al que Santa Fe adhirió en noviembre de 2013. Una vaina tiene una marca única que deja el percutor, como si fuera una huella dactilar, y si en el banco de datos hay una similar se podría determinar con qué arma fue disparada sin necesidad de disponer de la pistola.
Sospechosos
Sobre las 4, en inmediaciones de Uriburu y colectora, gendarmes que patrullaban la zona y habían escuchado el alerta vieron a tres hombres en dos motos. Carranza explicó que "intercambiaban vestimentas" y eso resultó sospechoso a los uniformados, que les dieron la voz de alto. Las dos motos emprendieron una fuga breve y en Isola al 600 bis fueron detenidos tres hombres: dos eran policías. Franco Javier C. y Diego Fernando T., uniformados de la Policía Acción Táctica (PAT) y del Cuerpo de Guardia de Infantería (CGI), estaban junto a un civil, Matías Carlos B., "quien llevaba un cargador de 9 milímetros completo", indicó el vocero.
Según fuentes allegadas al caso los policías explicaron que estaban acompañando a un amigo hasta su casa y que cuando charlaban se vieron sorprendidos por los gendarmes y decidieron huir, por razones que no especificadas. No llevaban consigo sus armas reglamentarias -luego las encontraron- y el civil que los acompañaba llevaba entre sus ropas un cargador de 9 milímetros.
Una de las motos en las que iban era negra y la otra roja y blanca. Al cierre de esta edición los fiscales no habían hecho público si los imputarían por alguna cuestión relacionada con la balacera. Paralelamente, otro hombre fue apresado en Lima y Godoy, y sindicado como cercano al grupo de detenidos en barrio Bella Vista.
En estudio
"Los fiscales están valorando que rol e imputaciones les corresponden a los detenidos. En principio las audiencias imputativas se realizarán jueves o viernes", explicó Carranza. Respecto de si el hecho fue captado por cámaras explicó que "hay una adentro de fiscalía que detectó parte del hecho. También se relevaron imágenes captadas por los domos del edificio de Tribunales, ubicado a 30 metros, y se pidieron todas las filmaciones de los trayectos de la persecución policial", agregó.


 
Fuente: La Capital
Comentarios
Más noticias de Rosario
Remisiones al corralón: 27 casos de alcoholemia y uno de narcolemia
La Municipalidad llevó adelante intervenciones...
Estudian hacer paradas de colectivos con alarma y cámaras para evitar robos
Estarían distribuidas como miniterminales en una decena...
UCSF


COMUNAS
DEPARTAMENTOS
El Municipal


Editor responsable: Andrés Battistella
contacto@elmunicipal.com.ar
Santa Fe (Argentina)
 
SEGUINOS

FacebookTwitterContacto
El Municipal © Copyright 2018. Todos los derechos reservados.
NicoSal soluciones web