El Municipal
 
Sábado 26
Mayo 2018
FacebookTwitterContacto
Se duplicó el pedido para becas universitarias
15.01.2018
Se duplicó el pedido para becas universitarias
De un promedio de 160 solicitudes durante los últimos años, para 2018 se recibieron 310. Y ya no sólo para ingresantes, sino que alumnos regulares también manifiestan la necesidad de una ayuda para continuar sus estudios.

Semanas atrás finalizó el proceso de inscripción de cara al beneficio anual que se otorga a estudiantes terciarios y universitarios de nuestra ciudad, a través del programa de becas que lleva adelante el Gobierno municipal.

En ese sentido, la nueva secretaria de Educación, Mariana Andereggen, reveló que en esta oportunidad se duplicó el número de solicitudes, un reflejo de las dificultades económicas que atraviesan las familias rafaelinas, principalmente al momento de sostener a sus jóvenes en el cursado de una carrera en las casas de altos estudios.
Asimismo se refirió al proceso de selección y a la decisión que debe afrontar la Comisión a cargo tras el aumento del 20% en el presupuesto disponible: sostener el número de beneficiarios y aumentar el dinero que se les otorga, o dar el mismo monto a más becarios.
- En principio, ¿qué evaluación hacen de los sistemas de becas que dispone el Municipio?
- Muy bueno. Tenemos becas para todos los niveles, pero para el Inicial, Primario y Secundario se tramitan a partir de las escuelas, que son las que nos derivan los casos. Ellas reciben un número proporcional de dinero para distribuir en una determinada cantidad de becas, de acuerdo a su matrícula, y se encargan de realizar la elección. En lo que tenemos el contacto directo y con quienes realizamos el proceso de selección, escalafonamiento y asignación es en las terciarias y universitarias.
- En ese sentido, ha finalizado el proceso de inscripción: ¿con qué resultado?
- Para las becas de 2018 estuvimos recibiendo durante todo el mes de diciembre último las documentaciones. Los chicos previamente tenían que inscribirse en línea. Este año tuvimos la sorpresa de que se duplicó la cantidad de solicitudes en relación al año anterior. Veníamos de un promedio de 160 pedidos, de los cuales habíamos asignado en 2017 unas 150 becas, y ahora hemos recibido 310 carpetas de solicitudes. Prácticamente el doble.
- ¿El perfil de los estudiantes también se modificó?
- Sí. También llamó la atención que no son solamente ingresantes, sino que aparecen chicos que tienen una carrera iniciada -estando en el segundo o tercer año de cursado- y plantean la necesidad de una ayuda para poder continuarla, porque de lo contrario se verían en la obligación de dejar sus estudios. O bien, tendrían que salir a buscar un trabajo de medio tiempo o de tiempo completo, lo que dificultaría visiblemente sus chances de sostener el ritmo normal de cursado.
En general siempre recibimos muchos pedidos de chicos que necesitan la ayuda para iniciar su carrera, y luego se van manteniendo si cumplen con todos los requisitos. En ese sentido, les pedimos que al finalizar cada año tienen que tender rendida y aprobada la mitad más uno de las materias (según el plan de estudio) como mínimo. En función de eso algunos van renovando, mientras que otros no tienen esa posibilidad.
- ¿Qué análisis hacen de este fenómeno?
- Hay dos lecturas. Por un lado refiere a una mayor difusión, ya que estamos trabajando mucho más para dar a conocer esta posibilidad, que los chicos se van enterando por compañeros o amigos. Aunque por otro lado no podemos dejar de entender este fenómeno como parte de una realidad -sobre todo en materia económica que atraviesa la sociedad-, y que tiene su correlato en otras estadísticas que manejamos en el Municipio. Allí entran en juegos variables como el desempleo o el resentimiento del bolsillo del rafaelino, que inciden directamente en la cantidad de dinero que pueden destinar a los estudios terciarios o universitarios de los jóvenes de cada familia -que no es obligatorio, pero sí sabemos que se trata de una llave a la posibilidad de acceder a un trabajo y a realizarse en la vida-.
- ¿Qué se tiene en cuenta para asignarlas?
- A la hora de asignarlas, hay líneas de becas para todos: para universidades públicas -gratuitas- o para carreras aranceladas. También tenemos una división donde cambia el importe de la beca si las carreras se consideran ‘prioritarias' dentro de la ciudad y la zona, o ‘no prioritarias'.
- ¿Cuál es el criterio?
- Para ello hay una Comisión de Becas, integrado por personal de las Secretarías de Educación y Desarrollo Social y dos concejales, que realiza una evaluación de un listado nacional donde ya se estipulan las prioridades para luego adaptarlo a las necesidades locales.
- ¿Y cambian los montos a entregar?
- Hay un porcentaje de becas para todas las carreras, pero definimos los importes del año pasado: por ejemplo, el año pasado una beca para una ‘carrera prioritaria' tenía asignada una cuota mensual de 1.000 pesos mientras que para una ‘carrera no prioritaria' era de 700. Ahora se cambiará el monto, con el objetivo de reforzar el estudio de estas carreras que se consideran más necesarias en la zona, tanto por el desarrollo como por el déficit de profesionales de ese rubro.
- ¿Cuántos de los solicitantes finalmente tendrán acceso a una beca?
- Ese número está por verse, y es una decisión de la próxima Comisión de Becas. Nosotros tenemos una asignación de Presupuesto en donde aumentó alrededor de un 20% el monto que podemos destinar a las becas. Pero vamos a tener que tomar la decisión de si aumentamos el importe de cada beca o si aumentamos la cantidad de becarios. Lo queríamos decidir en base a este número de inscripciones, porque quizás si no aumentamos mucho el importe vamos a poder ayudar a más familias.
- En ese caso, ¿pasarían a otorgar unas 180 becas?
- Sí, correcto, unas 180 becas como máximo.
- ¿Esto obligará a que la Secretaría solicite más presupuesto para los años venideros?
- Sí, seguramente. Nos tenemos que reorganizar en base a las necesidades. En realidad, todos sabemos que no son tiempos fáciles, y esta línea de becas universitarias no es la única que tenemos, ya que vamos apoyando a los demás niveles (con dos aportes, uno al inicio de las clases y otro después de las vacaciones de julio, para que las familias compren útiles o ropa necesaria para la asistencia diaria a las escuelas). Y distribuir todo esto es complicado, porque siempre los recursos terminan resultando escasos.
 
 
Fuente: Sin Mordaza - Castellanos
Comentarios
Más noticias de Rafaela
El Súper TC 2000 ya se siente en Rafaela
Será la quinta fecha de la temporada donde hubo 4...
Avances para implementar la tarjeta SUBE en la ciudad
El Municipio ratificó el convenio con la Secretaría de...
Atlético Rafaela empató en su visita a Sarmiento de Junín
Fue 2 a 2 por una nueva fecha de la B Nacional. El...
Anuncian la creación de nueva área industrial en Rafaela
 
El gobierno provincial y la empresa Rafaela Alimentos...
UCSF


COMUNAS
DEPARTAMENTOS
El Municipal


Editor responsable: Andrés Battistella
contacto@elmunicipal.com.ar
Santa Fe (Argentina)
 
SEGUINOS

FacebookTwitterContacto
El Municipal © Copyright 2018. Todos los derechos reservados.
NicoSal soluciones web