El Municipal
 
Domingo 17
Diciembre 2017
FacebookTwitterContacto
Asesinaron a un hombre por error e hirieron a su hijo
14.07.2017
Asesinaron a un hombre por error e hirieron a su hijo
Fue la noche del miércoles. La viuda, inmóvil en una cama, dijo que buscaban a su cuñado por el crimen de la hermana de Ariel Cantero, líder de Los Monos

Melisa Ocampo está postrada en una cama. Hace nueves meses un auto la atropelló y le fracturó la pierna derecha en varias partes. No sabe si podrá volver a utilizar esa pierna. Por eso, para moverse dependía íntegramente de Gustavo César Díaz, su compañero de 39 años. Ellos dos y sus cuatro hijos, de entre 8 y 13 años, vivían en una humilde casita ubicada en la colectora del acceso Sur al 4100, a unos 30 metros de Uriburu, en la villa Manuelita.

El miércoles a la noche un grupo de desconocidos llegó a la puerta de esa casa y al menos uno de ellos caminó hacia la ventana sin vidrios que da al frente, corrió la cortina con la mano en la que portaba una pistola calibre 9 milímetros y a sangre fría comenzó a disparar hacia el interior. El gatillero impactó mortalmente a Gustavo Díaz en el pecho, otros dos plomos hirieron en la pierna a uno de los hijos de la pareja y una bala mató a uno de los perros de la familia, cuyo cuerpo quedó tirado a los pies de la cama en la que está inmóvil Melisa.
Hipótesis en 1ª persona
"Corrieron la cortina, metieron la mano y empezaron a disparar. Sentía el zumbido de los proyectiles en el medio de una nube de humo blanco. Un balazo le pegó en el pecho a mi marido y me lo mató. Otro disparo hirió a mi hijo de diez años en las piernas. Me mataron uno de los perros y todo ésto viene por la muerte de «Chabela» Cantero, la hermana de «El Ariel» (el padre de los líderes de Los Monos) en barrio Las Flores", explicó casi deshauciada Melisa. Y agregó: "Esta bronca vino por mi cuñado David, que es de Las Flores. Él estaba en pareja con una tal «Pato», mamá de una de las imputadas por el crimen de la hermana de Cantero (una joven que recuperó la libertad por falta de pruebas). A mi cuñado, después de ese crimen le quemaron todo y por eso vino a pedirle al hermano un lugarcito en el terreno, para vivir aquí. Eso fue horas antes del ataque". Así explicó la mujer de 31 años, en un minuto, lo que sucedió en su casa la noche del miércoles.
Ayer, a media mañana, Melisa estaba sola en la misma vivienda en la que mataron a su marido. Recostada en la cama y sin poder levantarse. "El único que me movilizaba era mi marido y yo ahora no tengo a nadie más, sólo mis hijos. El era una buena persona. Cirujeaba y nosotros vivíamos de eso".
Doloroso pedido
"Yo le quiero decir a «La Cele» (Patricia Celestina Contreras, la madre de los integrantes del clan de Los Monos), a ella que le mataron un hijo, que sabe de que se trata. Y le pregunto, ¿por qué hicieron ésto? ¿Por qué mataron a mi marido que era una buena persona? ¿Cómo le digo a mis hijos que mataron a su padre?", se preguntó entre sollozos la mujer aludiendo a que el verdadero destinatario de los tiros podría haber sido su cuñado David.
En medio de la desolación Melisa contó que con Gustavo estaban juntos desde hacía alrededor de 14 años. Relató que su primer hijo fue fruto de una relación con un hombre apodado "Ema" que "murió hace tres o cuatro años. Eligió el camino de la calle, vivía más preso que libre. Estando embarazada de mi primer hijo lo dejé y encontré a Gustavo", explicó la mujer.
La mención viene a cuenta porque el hijo herido de Melisa le dijo a los policías que lo auxiliaban que detrás del ataque "seguro que estaba «Ema»", pero la criatura desconocía lo que relató su madre poco más tarde. Hace diez años Melisa y Gustavo, ya con dos hijos, se afincó sobre la colectora del acceso Sur, a metros de Uriburu.
Allí, en esa casita, la noche del viernes 16 de junio Melisa y Gustavo vieron en el noticiero la información sobre el asesinato de Petrona Isabel "Chabela" Cantero, de 56 años, ocurrido en el corazón profundo del barrio Las Flores. Un homicidio que también dejó tres mujeres heridas, entre ellas una adolescente grave con un balazo en la cabeza. Para la pareja fue una noticia más, sólo impactante. Menos de un mes después Melisa ve en aquella noticia la génesis de su desgracia.
"Mi cuñado vivía en Las Flores, pero después del crimen de la hermana de Ariel Cantero les quemaron la casa y los sacaron del barrio. Es que él estaba en pareja con la mamá de una chica que estuvo imputada en el asesinato de la hermana del jefe de Los Monos", explicó. "Ayer (miércoles) mi cuñado vino a mi casa y le pidió a Gustavo un lugarcito para hacerse una pieza y poder vivir aquí. No tenía nada y nosotros tenemos un terreno grande. Entonces Gustavo le dio un pedazo", recordó Melisa.
Melisa contó que poco antes de las 21 su cuñado se fue de su casa y que Gustavo y su hijo Angel, de 10 años, salieron hasta el quiosco (a escasos 50 metros) para comprar una gaseosa. Menos de cinco minutos más tarde regresaron. En la casa estaban Melisa, Gustavo y dos de sus hijos: Angel y Jesús, de 8 años. También había un loro parlanchín, una gallina enjaulada y cuatro perros.
Dos vehículos, un tirador
Según el relato de la mujer, en un momento se estacionaron frente a la vivienda un auto y una moto (otros vecinos aseguraron haber escuchado sólo un auto). Al menos un hombre armado bajó, fue hasta la precaria ventana sin vidrios de la casa, corrió con el arma la cortina y comenzó a disparar. Los plomos surcaron el estrecho rectángulo matando a Gustavo Díaz, quien cayó sobre una cama de una plaza, e hiriendo a su hijo de 10 años.
"Estaba por conectarle el DVD a los nenes cuando comenzaron los balazos", indicó la viuda de Díaz. Fuentes ligadas a la pesquisa que conduce el fiscal Pinto indicaron que se recolectaron 12 vainas en la vereda de la vivienda y sólo una adentro de la pieza. Fue una vecina la que avisó al 911 de lo que había ocurrido.
"Acá el problema es que nadie hace nada contra Los Monos porque les tienen miedo. Ellos han demostrado que tienen poder. Que pueden comprar policías, pueden comprar abogados, pueden comprar jueces. A mi a marido nadie me lo va a devolver y nosotros no le hicimos daño a nadie. También quiero que mi cuñado dé la cara. Que cuente que hay detrás de todo ésto y por qué nos cayó con esta desgracia si nosotros lo único que queríamos era ayudarlo. Que alguien me explique cómo puede ser que esta gente (Los Monos) pudieron saber qué mi cuñado estaba en nuestra casa?", se preguntó Melisa.
 
 
Fuente: Sin Mordaza - La Capital
Comentarios
Más noticias de Rosario
En Rosario también marcharon contra la reforma previsional
Organizaciones políticas y gremiales marcharon hasta la...
La aerolínea Avianca comenzará a unir Rosario con Córdoba
Hace un mes que la empresa está volando desde esta...
Fein pidió que Rosario esté en el Fondo de Obras Menores
Además, les solicitó a los legisladores nacionales que...
Paro en escuelas públicas y en la UNR por la reforma previsional
También estarán de paro los docentes del Politécnico y...
UCSF


COMUNAS
DEPARTAMENTOS
El Municipal


Editor responsable: Andrés Battistella
contacto@elmunicipal.com.ar
Santa Fe (Argentina)
 
SEGUINOS

FacebookTwitterContacto
El Municipal © Copyright 2017. Todos los derechos reservados.
NicoSal soluciones web