El Municipal
 
Sábado 21
Julio 2018
FacebookTwitterContacto
Hortal. La historia de una ciudad en nombre propio
01.12.2015
Hortal. La historia de una ciudad en nombre propio
Durante casi un siglo el bar fue la esquina clásica de Baigorria. El año que viene se construirá allí un edificio de 12 pisos.Pero su paso por nuestras vidas no fue en vano. En éste informe reseñamos la choppería que fue lugar de encuentro para generaciones baigorrienses
El joven Manuel, casi adolescente, ya hombre, cruzó el atlántico con sólo 17 años. Huérfano de padre y madre el asturiano fue llevado por una tía al puerto de la Coruña para que venga a estas pampas. En la Europa opaca de principio del siglo XX, pobre y de en guerra en guerra, el destino de un muchachito, si nada más que la vida para dar, era incierto, poco probable.
Así fue que Manuel se embarcó en el Thames, desde Galicia a Buenos Aires. Llegó al país el 24 de diciembre de 1911. Aunque Sergio, su nieto, recuerde relatos familiares donde se decía que el abuelo había llegado solo, el Centro de Estudios Migratorios Latinoamericanos (CEMLA) registra en ese arribo a otras dos personas de mismo apellido. Agustín de 18 años y Carmen de 16, fueron junto a Manuel Hortal, tres niños llegados a Argentina hacer la América y construir un mañana mejor, jamás pensado ni soñado en el viejo continente.
No sabemos cómo, pero Manuel llegó a Rosario primero y a Paganini después. Trabajó hasta el 20' como dependiente en el almacén de ramos generales de la familia Rico, en Bulevar Rondeau y Baigorria, hasta que por esos años le alquiló a la familia Orsetti la esquina de Moreno y San Martín para poner allí su boliche.
Así nació Hortal. Lugar que nunca deberá ser olvidado por cualquier bien nacido en Pueblo Paganini, hoy Granadero Baigorria. El almacén de ramos generales con expendio de bebidas se popularizó por el incipiente lugar de casas bajas. Hacía más de 30 años de la autorización del pueblo a Lisandro Paganini, pero la creación de la Comisión de Fomento era reciente a la llegada de Manuel, ya casado con Santa, una hermosa criolla que el oriundo de Pola de Siero había enamorado con canciones asturianas y relatos de chicos corriendo por las costas del Río Nora en plena nevada de enero.
Imaginamos que el deseo de poder "tirar" la sidra como se hacía en sus tierras y la de crecer cada día un poco más no le puso límites a la ambición de Manuel. El negocio fue contemporáneo a otros que también se dedicaban al mismo rubro. Constantino Seco, en Alvear y San Martín; José Basso, en Buenos Aires y Rivadavia; y Enrique Cottini, en Rivadavia y San Lorenzo, ya tenían su "ramos generales" en Paganini, pero Hortal se destacaba en la impronta e innovación. En la entrevista que éste periodista hizo hace ya 16 años en la edición de fin de milenio de diciembre de 1999 del periódico El Urbano, llamada "Los de Paganini", a Anselmo Negri que por entonces tenía 90 años, y que salió re publicada y corregida en el libro "El Urbano 10 años en busca de la igualdad", el vecino recordó que con la muchachada del pueblo pudieron escuchar la pelea de Luis Ángel Firpo, el "Toro salvaje de las Pampas", y Jack Dempsey en lo de Manuel Hortal. El hispano tenía una de las pocas radios de la ciudad y con ella Paganini escuchó la "Pelea del Siglo", como los medios la había titulado. Aquella jornada fue histórica para el país. Por primera vez la radio Argentina transmitía un evento deportivo e internacional. La emisión se realizó desde Nueva York a Transradio Internacional, en Villa Elisa, La Plata y de ahí a Radio Sudamérica y, finalmente, a Radio Cultura, que combinó con el diario La Nación la epopeya técnica. El combate que sólo duró 6 minutos fue vibrante. El nacido en Junín, de casi un metro noventa de altura y más de 100 kilos, desparramó al yanqui de un derechazo afuera del ring, pero las injustas decisiones del árbitro jugó a favor del local, detuvo el conteo y después el campeón del mundo de los pesos pesados, Jack Dempsey, noqueó al connacional.
Anselmo recordó ese momento. "Estábamos felices, imáginese todos los purretes del pueblo, nuestros padres, nuestros amigos alrededor de la radio capilla marca Westinghouse escuchando al relator", comentó a finales del siglo pasado el albañil de Paganini. Aún se puede sentir el silencio sepulcral de esos 6 minutos en lo de Hortal, la noche del 14 de septiembre de 1923, al corro de la radio lustrosa de Don Manuel con las descargas que todavía se producen con la señal de Amplitud Modulada.
Otro registro histórico se detalla en el libro "Un encuentro con mi pueblo. De Paganini a Baigorria" en coautoría entre Mabel Borga y Raúl Zavattero. En el tramo del material, que fue impreso por el municipio baigorriense, se dice que "hacía 1925 Manuel Hortal se establece como proveedor de la Comisión de Fomento de Paganini expendiéndose desde su almacén artículos varios, como nafta y querosén para el tractor comunal, pasto y arneses para el mantenimiento de los caballos".
Manuel fue visionario. Como se ve en lo anteriormente publicado ya para el 25 Hortal no sólo se limitaba en un "ramos generales" con venta de copas para los parroquianos del pueblo. Aprovechando la ubicación estratégica del local, el español hizo un acuerdo con la ESSO y comenzó el expendio de combustibles.
También el pago del servicio de electricidad se hacía en Hortal. Manuel era representante de la Sociedad Eléctrica de Rosario (SER) para Paganini. A su vez se sabe que en el local comercial de Moreno y San Martín se loteó barrio Centro en la década del 20'.
Otro detalle que destaca a la fonda fue que uno de los primeros teléfonos de Paganini estuvo allí. El número era "Zarratea 30".
Antes o después de esos años el negocio ya se llamaba "La Parada". Durante décadas el boliche se lo conoció así. En 1931 nació el hijo varón entre Manuel y Santa. Años después nacería Pocha, la niña de la familia. Manuel Hortal hijo, Pirucho, seguiría la tradición del asturiano, ya con la afición de la música como bohemia y sustento de vida.
En los 60, cuando ya Paganini era Granadero Baigorria y comienza a poblarse la ruralidad, el mercado y fonda cambió de manera definitiva hasta el fin de sus días. Hortal se convirtió en bar y cervecería, lugar mítico por generaciones de baigorrienses. Ya Don Manuel estaba alejado del negocio, pero "Pirucho" lo llevaba adelante, mesclando la música con la vida gastronómica. Manuel hijo era trompetista de orquestas de jazz y clásica.
En 1965 nació Sergio. Nieto de Manuel, el de Pola de Siero, e hijo de Manuel, el de Paganini. "Piruchito", como se lo conoce tomó el oficio familiar y aguantó la chopería hasta 2014. Casi un siglo de historia y vida pueblerina. "Sostuvimos el bar abierto durante años con sacrificio", supo contar Sergio. "La vida pasó por Hortal... fue un clásico de la ciudad", recordó.
El año pasado, como reflejo de los tiempos que nos atraviesan, Sergio Hortal tomó la decisión más dura de su vida; "cerrar para siempre las puertas del bar", con la misma determinación que su padre hizo con el ramos generales. Él siguió con el servicio privado de catering y viandas, pero el patio cervecero no abrió más.
La definición tomada por el descendiente español lo llevó a otros ámbitos comerciales para nunca más volver hacer lo que fue. Un edificio de 12 pisos, cocheras y negocios comerciales será construido el año que viene, re escribiendo la historia de la esquina tradicional de Baigorria.
Podríamos terminar éste tramo de la historia baigorriense con frases hechas, cargada de lágrimas. Pero no. Sólo sabemos que en unos años, cuando pasemos por esa ochava y miremos la imponencia de lo nuevo, los que pasamos jornadas inolvidable por esa choppería recordaremos los abrazos, los millones de ellos que hemos dado... que nos han dado. Y allí, éste texto recobrará fortaleza sumando algo al olvido ladino, esquivando oscuridad y volviendo una y otra vez adonde por tanto tiempo la felicidad fue tan concreta y saludable.
 
Fuente: elurbanodigital
Comentarios
Más noticias de Granadero Baigorria
Proyectan una obra para mejorar la presión del agua en Baigorria
Aguas Santafesinas realizará una conexion desde...
Empresa de la región incluye nueva producción y creará más puestos de empleo
 
Se trata de John Deere, en Granadero Baigorria, que...
Show artístico internacional se presenta en Granadero Baigorria
 
Se trata de una agrupación musical de origen...
Granadero Baigorria: tres hombres asesinados brutalmente
No alcanzaron a bajar del auto en el que llegaban a la...
UCSF


COMUNAS
DEPARTAMENTOS
El Municipal


Editor responsable: Andrés Battistella
contacto@elmunicipal.com.ar
Santa Fe (Argentina)
 
SEGUINOS

FacebookTwitterContacto
El Municipal © Copyright 2018. Todos los derechos reservados.
NicoSal soluciones web