El Municipal
 
Martes 14
Agosto 2018
FacebookTwitterContacto
Paraná Metal no cumple su promesa y dilata la agonía
04.11.2015
Paraná Metal no cumple su promesa y dilata la agonía
A pesar de haber notificado oficialmente que dejaría sin efecto los 180 despidos; el viernes por la mañana, el Grupo Indalo dio marcha atrás, y en vez de retrotraer la medida, la dilató.
Los trabajadores firmaron un acta que les asegura el empleo por 30 días más. Sigue siendo una incógnita el futuro de la empresa luego de ese plazo.


La reunión entre la empresa y el gremio terminó regada de gritos motivados por el cambio de opinión de Paraná Metal.
La reunión entre la empresa y el gremio terminó regada de gritos motivados por el cambio de opinión de Paraná Metal.

Cuando la situación parecía encaminarse, vuelve a foja cero. A pesar de haber confirmado al Ministerio de Trabajo que el viernes dejaría sin efecto los 180 telegramas de despido enviados a sus trabajadores a fines de agosto; la directiva de Paraná Metal incumplió lo pautado, y en vez de suspender la medida la prorrogó por 30 días más. La noticia fue un baldazo de agua helada que dejó descolocados no sólo al mundo metalúrgico, sino a toda la comunidad que se había hecho eco de las posibilidades de continuidad laboral de los trabajadores. Los representantes de UOM, como del Ministerio de Trabajo se expresaron en duros términos contra el Grupo Indalo (titular de la planta), asegurando que los empleados están siendo "vulnerados y manoseados" por la empresa. Con todo, la supervivencia de Paraná Metal después de noviembre sigue siendo una incógnita.
Todo marcha atrás
A fines de agosto, y luego de varios rumores de crisis terminal, Paraná Metal remitió 180 telegramas de despido en los que informaba a los trabajadores que se tomaría 60 días para reacomodar su perfil productivo a los desafíos de la industria automotriz; en caso de no haber una medida suspensiva en el transcurso de ese plazo, el 31 de octubre, la compañía daría por finalizado el vínculo laboral de forma definitiva. En vistas que la fecha se cumplía el sábado próximo pasado, el jueves por la tarde, a escasas horas del límite, la determinación de no echar a los obreros terminó llegando. Alrededor de las 18, Paraná Metal confirma a la delegación local de UOM y al Ministerio de Trabajo de la provincia que dejaría sin efecto los despidos; para lo cual, sus representantes se haría presentes en la mañana del viernes en nuestra ciudad para firmar una acta conjunta que retrotraería la medida de una sola vez.
Al día siguiente, las expectativas se cayeron a pedazos, cuando en su arribo a la sede sindical de los metalúrgicos, "El Polaco", Miroslav Miakota (Gerente General de PM), les comunicó que la decisión no era suspender los despidos, sino prorrogar el plazo de desvinculación hasta fines de noviembre. Cuando el empresario soltó semejante noticia, el encuentro, a priori pacífico, con los metalúrgicos mutó a un griterío que finalizó con Miakota y sus acompañantes abandonando el sindicato raudamente, sin hacer más declaraciones que las siguientes: "Esto es entre empresa, gremio y empleados".
Descolocados
Finalizada la reunión, aún incrédulos, los miembros de la Comisión Directiva de UOM como el delegado del Ministerio de Trabajo, esbozaron una explicación de lo sucedido, reprobando de plano la actitud de la empresa que mantiene de rehenes a sus empleados en medio de un clima de indefinición insoportable. "Ayer (por el jueves) tuvimos la notificación del Ministerio de Trabajo que la empresa iba a retrotraer los telegramas, nosotros nos asesoramos bien e informamos lo que nos dijo la viceministra de Trabajo (Nora Ramírez). Pero hoy tuvimos una reunión con la empresa y cambiaron de actitud (...) Explican que tienen trabajo para noviembre, y esperan contratos para más adelante, por eso están especulando", comentó el secretario adjunto de UOM, Sergio Pisanelli. Ampliando el panorama de lo ocurrido, Pablo González, secretario de Organización del sindicato, afirmó: "A nuestro entender están presionando para mejorar las condiciones de negociación, y en el medio quedan los trabajadores. La empresa dice es que si no mejoran las condiciones, va a cerrar las puertas". En vistas de lo acontecido, y de las versiones que apuntan a motivaciones políticas detrás de la dilación de las decisiones, los dirigentes metalúrgicos no arriesgaron opiniones tajantes, pero lo dieron a entender: "Son especulaciones certeras que pueden hacerse, uno u otro candidato (Macri o Scioli) debe darle mayores posibilidades de negocios a la empresa (...) seguramente estén evaluando su estrategia económica dependiendo de quién sea el presidente". Cabe destacar, que desde el inicio de la crisis han corrido fuertes rumores acerca de la mala relación que el CEO del Grupo Indalo, Fabián de Sousa, mantiene con Carlos Tomada (ministro de Trabajo) y Axel Kicillof (ministro de Economía). Por lo cual no podría descartarse intencionalidades más profundas que las que se conocen a nivel local.
"Hay mala intención"
"Acá ha habido una mala intención por parte de la empresa, ya que ayer (por el jueves) oficialmente, el gerente me llamó personalmente para decirme que se retractaban de los despidos y que hoy a la mañana (por el viernes) se hacían todos los trámites administrativos como para llevar adelante ese proceso(...) A las 9 me enteré que no venían al ministerio y me empecé a preocupar; y después en una comunicación con el secretario general del sindicato me comenta que en vez de una retractación, es una prórroga de los telegramas de despido", apuntó el delegado local del Ministerio de Trabajo, Ramón Lara. Y continuó, "con esta empresa, las cuestiones legales van por otro lado, esto es evidente. Pero como a nosotros nos preocupa mantener las fuentes de trabajo, no se puede presionar mucho cuando sucede algo así (...) Yo no creo que sea un desprecio hacia el Ministerio de Trabajo, sino que es un desprecio hacia la gente, que es la que está siendo vulnerada y manoseada por esta empresa".
Hacia el mediodía del mismo viernes, UOM convocó a una asamblea para informar a los trabajadores lo acontecido y poner a disposición de quienes desearan aceptar la prórroga, en tanto quienes no estuvieran de acuerdo con las condiciones, podrían tomar el camino de los 38 empleados bajo el convenio colectivo de UOM y los 11 fuera de convenio, que ya optaron por el retiro y el cobro de la indemnización correspondiente. Finalmente, los obreros acataron el acta y continuarán en sus puestos laborales por 30 día más.
 
Fuente:
Comentarios
Más noticias de Villa Constitución
Villa Constitución: Quemó los genitales de la hija de su pareja
El hecho ocurrió el domingo en la localidad de Villa...
Finaliza la reconstrucción del Puente Romanello
 
La provincia construye un nuevo puente con una...
Villa Viñetas en Villa Constitución
 
Tras la gran convocatoria de años anteriores, Villa...
Mandatarios del PJ se juntaron para consolidar políticas en el sur provincial
De cara a las elecciones de medio término, esta semana...
UCSF


COMUNAS
DEPARTAMENTOS
El Municipal


Editor responsable: Andrés Battistella
contacto@elmunicipal.com.ar
Santa Fe (Argentina)
 
SEGUINOS

FacebookTwitterContacto
El Municipal © Copyright 2018. Todos los derechos reservados.
NicoSal soluciones web